domingo, 12 de diciembre de 2010

CRUMPETS

La vida está llena de agujeritos.
Quiero contarles sobre un ejemplo de amor. Tengo una vecina, de la cual desconozco su nombre, que tiene un perrito de la raza caniche toy. En nuestro país está muy de moda y un montón de personas tienen perritos de esta raza. Para el que no los conoce les cuento que son como si fueran una oveja en miniatura, los hay blancos, negros y color chocolate. El de mi vecina es blanco. Las primeras veces que la vi me resultaba extraña la situación, ella caminando unos 15 metros por delante de él, esperándolo pacientemente que caminara cuando se le diera la gana. Un día no me aguanté más y le pregunté porque lo esperaba tanto, que porque no le ponía correa así andaban más ligerito. Cuando me contó la razón me quedé pasmada. Me dijo que su perrito era ciego, pero ciego total, y que él sabía donde estaba ella y la seguía sin problemas, eso sí, a su ritmo. El amor que ella le brinda a diario es todo un ejemplo. Cuando ve que está tardando le habla suavemente y él responde y sigue caminando. Nunca se la ve enojada, nunca lo apura, solo le da amor y lo acompaña en su andar. La vida está llena de agujeritos y ella llenó uno con amor. Nuestra vida también tiene agujeritos y aunque nos cueste mucho, si los llenamos con amor, las cosas resultan mucho mejor. Estos crumpets  llenos de agujeritos están esperando que los llenemos de dulzura  y los disfrutemos con una sonrisa.
Los crumpets, junto con los pikelets y los muffins son la base de los desayunos ingleses. Existen leves diferencias entre estos tres. Los pikelets son similares a los crumpets, su masa se elabora de la misma manera aunque difieren en tamaño y forma , ya que se elaboran sin ningún aro de contención y al esparcirse son más finos. Y los muffins , que no son los que conocemos como similares a las madalenas, son panes chatos que se cocinan en el horno y van espolvoreados con harina de maíz, lo que nosotros conocemos como figacitas.
La palabra crumpet tiene distintos orígenes posibles, del bretón krampoez (torta fina y chata), del galés crempoq (tipo de crepe), del alemán krumm o krump (doblado, arqueado). Este tipo de panes chatos son elaborados desde hace mucho tiempo, y fue variando un poco con la incorporación de las sartenes antiadherentes, antes se cocinaban sobre una piedra ,y el agregado de manteca(mantequilla) lo que debe de haberlo mejorado un montón, resultando así un pan esponjoso, suave y un poco gomoso, pero muy rico. 

Ingredientes
350 gs  harina 0000 (de fuerza)
15 gs levadura fresca
1 / 2 cucharadita de sal
 10 gs azúcar
360 cc leche tibia
1 / 2 cucharadita de bicarbonato de sodio
 150 cc  agua tibia
manteca cantidad necesaria (mantequilla)

Procedimiento
Poner la harina en un bowl junto con el azúcar y la sal. Mezclar bien, hacer un hueco y colocar en el centro la levadura. Agregarle la leche tibia y mezclar con una cuchara. Cuando esté todo bien mezclado y se forme una masa pegajosa, tapar y dejar reposar una hora hasta que empiece a levar.
Colocar el bicarbonato en el agua tibia y volcar esto sobre la masa leudada. Va a hacer burbujas, esto está bien. Mezclar todo hasta que esté bien incorporado y dejar leudar nuevamente una media hora más.
En una sartén antiadherente  colocar un poco de manteca. Enmantecar bien un aro cortante , esos que sirven también para emplatar y colocar sobre la sartén. Volcar una cucharada de la pasta, dorar y dar vuelta. Dorar del otro lado y reservar hasta terminar todos.

Consejos
-Después de hacer unos cuantos le tomé la mano y los últimos salieron como debe ser.
- No tenemos que colocar mucha cantidad de masa en el aro , después en la cocción la masa sube , casi duplicando su altura original.
-Para saber cuando los tenemos que dar vuelta, mi consejo es que se fijen que la superficie perdió el brillo y está opaca, este es el mejor momento porque sino perdemos los agujeritos ya que la masa , si está blanda, cuando la volteamos los agujeritos se esconden.
- La masa no tiene que estar ni espesa ni tampoco líquida. Para saber si está bien, cuando la ponemos en el aro, sola tiene que correr hacia los bordes del aro . O sea no tenemos que ayudarla nosotros con la cuchara. Eso significaría que le falta líquido. En ese caso agregarle otro poco de agua tibia. Esto permite también que no le cueste tanto formar los agujeritos. Estos se forman solos a medida que se va cocinando la masa.
- La temperatura de la sartén no debe ser fuerte, Yo diría que del mínimo de nuestra hornalla más pequeña un pelín corrido hacia el término medio. La clave es que se cocine la masa en el interior un poco para sostenerse antes de darle la primer vuelta. Si está muy fuerte se quema ese lado y la masa queda blanda por arriba y así no funciona. Y si está en requete mínimo se seca demasiado ese lado y tampoco está bien así.
- Para cuando terminamos de cocinar todos los primeros se enfriaron, así que le podemos dar un toque en el microondas.
- Se pueden servir con manteca por encima, la cual se derrite y se mete por los agujeritos, miel líquida o con algún dulce que tengamos a mano.
- Para la próxima voy a hacer un poco más líquida la masa así logro más agujeritos. Pero no tanto porque sino se escurre por debajo del aro. 

33 comentarios:

  1. Que linda historia! hasta me hizo lagrimear..
    Que ricos para el desayuno Erika, a mis hijos les gusta mucho este tipo de panes para el desayuno..
    Anoto..
    besos

    ResponderEliminar
  2. Erika, qué casualidad, pero al leer tu historia, estaba viendo cómo describías a una de mis colegas, ella tiene un perrito ciego que recogió en la calle, y además está enfermito del corazón, bueno... todo el cariño, paciencia, y tiempo que le dedica es todo un ejemplo de entrega y amor.
    Tus crumpets están de muerte lenta, con una cucharada de miel que rellene cada agujerito mmmmmm. Ya me los imagino.
    un beso, y feliz domingo,

    ResponderEliminar
  3. Que linda historia!!....me enternecio y emociono....que simple.....hay que llenar la vida de amor....muy cierto....tu receta riquisima...me encantan con miel!!....Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  4. Erika,
    Que Delicadeza! Me encanto la introduccion...llena de palabras dulces :) En cuanto a los Crumpets se ven preciosos, delicados y extremadamente RICOS... Te cuento que por estos lados se consumen bastante. Te cuento que nunca he tenido oportunidad de hacerlos, pero seguro los voy a probar de hacer apenas tenga un tiempo.


    Abrazotes,

    Aldy.

    ResponderEliminar
  5. Que bonita historia.. Nosotros tuvimos un caniche toy y nos sorprendió su inteligencia sobremanera.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  6. Querida amiga, que bello post, la vida está lleno de agujeritos y solo hay que llenarlos con amor.
    Tu hoy ya nos has hecho ser mejores personas. Muchas gracias por el aprendizaje y por los crumpets! Muac.

    ResponderEliminar
  7. Qué bonito, Erika, el símil de los agujeritos... Y qué pinta los crumpets!

    ResponderEliminar
  8. Precioso Erika, depende de nosotros, según cómo llenemos los agujeritos, si nuestra vida será dulce o amarga.
    Gracias por compartir, besos,

    Marcela

    ResponderEliminar
  9. Me ha encantado y enternecido tu post.
    Estos crumpets son toda una delicia.
    Besitos y feliz semana

    ResponderEliminar
  10. Tu post entero es muy cálido y lleno de sentimiento. Lo disfruté mucho...Y tus pancitos son una locura!!! Me encantaron los agujeritos, es un placer pasar por tu blog Erika!!! Besitos!!

    ResponderEliminar
  11. Nunca había visto los crumpets, pero me parecen deliciosos y muy bonitos. Aunque son un poco laboriosos, seguro que el resultado compensa...
    Con un poco de miel seguro que están riquísimos, ideales para desayunar ;)

    ResponderEliminar
  12. Pues eso que si rellenamos esos agujeros de amor y alegría..la vida será un lujazo vivirla.
    Los crumpets han de ser una delicia.
    besotes

    ResponderEliminar
  13. Ohhh gracias, gracias por la receta a mis hijas les encantan los crumpets o piklets, siempre que nos vamos a Inglaterra mi hermana yo o algún familiar le pedimos que nos traigan crumpets. Estan buenísimos, yo se hacer los muffins ingleses pero los crumpets no!!!

    Muchas, muchas gracias ya veras mis hijas cuando les diga que tengo la receta, me tendran un dia entero preparando crumpets.

    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Una historia muy tierna y una receta muy rica.
    Besitos,


    Suny

    ResponderEliminar
  15. Erika , qué linda historia, me encanta cómo escribes y cómo puede uno sentir cuando una estrada es cálida verdad? ésta es cálida ;)
    No conocía estos crumpets pero se ven buenísimos, los tomaré en cuenta ;)
    saludos

    ResponderEliminar
  16. Se ven buenisimos , un desayuno de categoria con estos crumpets, Besotes.

    ResponderEliminar
  17. Me emocionaste con tu historia y además tan bien relatada por ti.
    tus panecillos fantásticos como siempre
    Un abrazo
    edith

    ResponderEliminar
  18. Preciosa y tierna historia,Erika! Con el mismo amor que la relataste intentaré hacer estos panecillos tan ricos que nos has enseñado...
    Besitos,

    ResponderEliminar
  19. Una historia tan tierna como estos crumpets, que no conocia. Tienen buena pinta... vos que decis, yo que me tiro al salado, andarìan bien para una versiòn manteca saborizada, salmoncito ahumado o algun jamòn? Antes de leer la receta es esto lo que me inspiraban...
    Te mando un beso y un poco por adelantado que pases unas muy Felices Fiestas junto a los tuyos! Sil

    ResponderEliminar
  20. Hay Erika, me has llenado todos mis agujeritos de un golpe!, ahora mísmo reboso amor por todas partes!!!, siempre despiertas en mi lagrimitas de ternura con tus historias!!!
    Además estas masitas tan lindas despiertan mi deseo!!!
    Eres genial!!!
    Besitos!!!

    ResponderEliminar
  21. Que preciosa historia, y muy real! debemos de llenar los agujerito con amor así sera mucho mas mejor incursionar nuestro camino por la vida.

    La receta una delicia, voy a probar esto crumpets.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Me encantó tu historia. Aunque tu vecina seguro que no hace más que devolver al perro parte del cariño que recibe.

    Estos crumpets me parecen sensacionales, creo que nunca antes los había visto. A ver si me animo a probarlos. Creo que rellenaré los agujeritos con....CHOCOLATE CALIENTE

    besos

    ResponderEliminar
  23. llevo mucho tiempo queriendolos hacer...quiza me atreva ahora que viene de ti esta receta y pueda llenar unos cuantos agujeritos no con amor, porque eso me sobra sino con paciencia. Besosssssss

    ResponderEliminar
  24. Erika,la introducción del post es de lo más bonito que leí en mucho tiempo. Cuanto amor se respira en esas palabras.
    Y hablando ya de la receta, me encantan los crumpets tienen que estar de vicio..un biquiño

    ResponderEliminar
  25. os veo perfetos y muy apetitosos.
    Besos

    ResponderEliminar
  26. ¡Qué ricos!, se ven deliciosos.
    besos (dadá flavors)

    ResponderEliminar
  27. No conocía esta receta Erika, y se ve deliciosa. Con respecto a la historia que nos cuentas,es tan tierna... pero yo que tengo un yorkshire, te puedo decir que esta señora sí que es paciente y le da su cariño al perrito, pero si vieras lo que te devuelven ellos... Jamás ellos te muestran su descontento, nunca se quejan, incluso, si por no verlos cerquita de tí, los pisas, ellos te devuelven su dolor con besos. Es increíble lo fieles que son y la cantidad de energía positiva que son capaces de ofrecer. De modo que llenemos esos agujeritos que nos encontramos a lo largo de la vida, con buenas obras, y estoy segura de que la vida las devolverá.

    Un besín.

    ResponderEliminar
  28. Me encanta la receta de hoy. Además de tener un aspecto inmejorable y más que apetecible, la presentación la hace más bonita y tentadora. Enhorabuena por cocinar como lo haces y por compartirlo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  29. Es que hay que tener animales,para saber de ese sentimiento,se crea un lazo muy fuerte....mi Tom se fué hace año y medio,después de 15 años,estuvo enfermo durante tres años,pero hice todo lo posible junto con sus Doctores,para que tenga una vida placentera,hasta que decidimos que era el momento de dejarle ir....lo he llegado hasta Sondar,cuando no podía hacer pis...le adoraba, le sigo queriendo y sintiendo su presencia...y loca no estoy...le incineramos y está en casa en su maceta favorita,de dónde le gustaba mirar a la calle y amí me reconforta haberlo hecho así....
    No conocía estos pancitos,son "como una especie de panqueques"....y no quema el aro?...haré un Timbal vegetal para noche buena y siempre los hago con los panqueques,pero así individuales deben de quedar muy ricos,no?

    UN besote y me quedo con la idea ;))

    Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  30. El nombre de la receta suena super gracioso, como de dibujos animados... Pero tu post me ha enternecido sobremanera, así que mucho amor y muy felices fiestas ;)
    Besitos!

    ResponderEliminar
  31. Les agraadezco a todos por pasar y dejarme sus comentarios. La historia que les conté es tierna ,muy tierna es su esencia como así sus protagonistas. Los animales nos brindan siempre su amor incondicional.
    Silvia, claro que sirven para salado también! Me atrevería a abrirlos a la mitad y hacer un sandwich con ellos
    Silvia, no son como panqueques. la masa es distinta, son más altos y mi hija dice que son tirando a las tortas fritas ( a mi no me gustan)
    Y el aro si que quema! tenés que sacarlo con una pinza o con un repasador porque sino te pelás las yemas de los dedos!
    Gracias también a los que compartieron sus historias personales.
    Luculus, jaja , a mí también me suenan a nombre de dibujito animado.
    Cariños

    ResponderEliminar
  32. Oye, por qué yo no vi esta entrada?, se ven deliciosos!! y la historia de tu vecina es admirable, que linda.
    Un beso amiga, vine por unos panes y me quedé pegada aquí.

    ResponderEliminar
  33. Me parecio preciosa la historia de tu vecina ^^ y la receta.. a esta hora con un hambreee >.<

    ResponderEliminar

Gracias por tu tiempo. Es importante para mi saber que estás ahí.

Blog Widget by LinkWithin